31 de mayo de 2014

Reserva paisajística de Yauyos: Laraos


Cuando estaba en la secundaria solía mirar un libro de hojas de ruta que sobrevive hasta hoy, de todas las rutas, había una que llamaba más mi atención por los paisajes que se veían en las fotos. Algún día iré por ahí ─me decía. Pasó el tiempo y olvidé esa ruta.

Hace tres años estábamos de paseo con unos amigos por Cañete, y en el peaje para Lunahuaná me entregaron un volante promocionando la Reserva Paisjística de Yauyos. Mostraban distintos lugares: el puente de aquí, la laguna de allá, el cañón este, la cascada aquella, etc. Miraba las fotos y algunas me parecían conocidas, hice memoria, y claro, las había visto antes en el libro de hojas de ruta. Así que quedaba por aquí ─pensé.

Seguimos la ruta a Lunahuaná y vimos un letrero que decía: Yauyos 85 km. No estaba muy lejos, era la oportunidad para ir a ver esos lugares, ver con nuestros propios ojos esos paisajes de las fotos sería mejor que quedarse en Lunahuaná. Y así seguimos directo hasta Yauyos. Mis amigos se quedaron en Lunahuaná, y nosotros nunca pudimos ver esos paisajes.

Lo que sucedió fue que llegamos a Yauyos pueblo y hasta ese momento yo creía que la Reserva Paisajística era un gran parque en el pueblo donde estaban todos esos lugares. Pues no. En el pueblo nos explicaron que Yauyos también era el nombre de toda la provincia, que la Reserva comprendía varios pueblos dentro de la provincia, y que todos esos lugares de las fotos estaban entre 3 y 5 horas de donde estábamos. Eran casi las 4 de la tarde del domingo, no teníamos más tiempo y el lunes tocaba trabajar. Ni modo, así se aprende. Regresamos sin conocer la reserva; pero no con las manos vacías, en el pueblo encontramos varias carnicerías abiertas y aprovechamos para comprar un buen trozo de carne, muy deliciosa, por cierto.

De regreso en casa busqué el libro de hojas de ruta y fui directo al capítulo de la Reserva de Yauyos, vi la ruta, vi las distancias y vi qué puntos debía visitar. Al siguiente feriado largo que tuvimos nos fuimos a conocer la Reserva. Fue un bonito viaje, nos fuimos en caravana con unos amigos y terminamos regresando por Huancayo (mala idea). Pero hoy no les contaré sobre ese viaje, sino sobre uno que hice hace poco, y para no hacer el relato tan largo lo dividiré según los lugares que conocimos.

Fui en abril con un amigo, Elías. Él está en el negocio del turismo y quería conocer la ruta para armar un tour. Me pidió que lo acompañara y nos fuimos por un fin de semana en plan de exploración.

Lunahuaná

Salimos de Lima viernes a las 2 p.m., pasamos Cañete y después de muchas vueltas porque están arreglando la carretera llegamos a Lunahuná cerca de las 5. El pueblo nos recibió callado. Ese silencio se sentía raro, siempre lo había visto alegre, lleno de gente y demasiado bullicioso; pero esa tarde estaba mudo, como pensativo y hasta triste. De rato en rato el llamado de los que ofrecían paseos en catrimoto rompía el silencio mientras avanzabamos por la calle que da a la plaza.

En la plaza nos recibieron las señoras que venden dulces, se nos acercó una de ellas y nos regaló tejas para probar y animarnos a comprar más dulces, estuvo deliciosa, era la primera vez que probaba una teja, pero terminé comprándole un alfajor.

Elías fue a buscar información de restaurantes y hoteles para su tour, yo aproveché que la plaza estaba casi vacía para tomar fotos, encontrar la plaza así un fin de semana era una oportunidad que no podía desperdiciar.



De todas las veces que he ido, esta es la primera vez que veo la plaza así de vacía.

Al rato la señora de los anticuchos empezaba a cocinar las primeras brochetas, también tenía choclo con queso, le pedí uno y me quedé conversando con ella. Cuando llegó Elías le pedimos pollo frito.

Mientras comíamos la señora nos contó su historia. Ella es de Imperial y hace 10 años vende anticuchos en la plaza de Lunahuaná. Al principió iba y venía todos los días. Regresaba a su casa entre las 2 o 3 de la madrugada cargando todos sus bultos. Un día una buena señora le ofreció para que se quede en Lunahuaná, en su casa, y no tenga que trajinar de madrugada llevando todo hasta Imperial. Y así hace hasta hoy, a cambio le deja los anticuchos o pollos que no se vendieron en la noche. Grande es el esfuerzo que hace la señora de los anticuchos, pero así logró pagar los estudios de sus hijos.



Nos despedimos y fuimos a buscar donde dormir. Encontramos un lugar cómodo, barato y limpio, suficiente para pasar la noche. Al día siguiente, después de casi no haber dormido por causa del inusual calor, salimos temprano rumbo a nuestro primer destino: Laraos.

Camino a la Reserva

Dejamos Lunahuaná atrás mientras recorríamos la sinuosa carretera que va junto al río. En general recorrer esta carretera es fácil, está pavimentada hasta el desvío para Huancaya y no tiene muchos abismos ni subidas empinadas, lo único que abunda son los "rompemuelles", y es por una razón: luego de pasar por Zuñiga, un pequeño pueblo atravesado por la carretera, ésta se hace angosta y hay que ir con cuidado, sobre todo en las curvas porque no se puede adivinar qué puede venir del otro lado.

Hay que estar atento al camino y no solo por la curvas, sino también por el paisaje que ofrece. Es el típico camino que va entrando a la sierra; pero tiene ciertos detalles que podrían pasar desapercibidos y quizá también les resulten interesantes. Como nubes que te van indicando el camino, un pequeño bosque de cactus, árboles muertos en medio del río que se niegan a caer, un puente colgante que va de subida, cascadas que cortan la dura roca, patos silvestres nadando en el río, etc. Sólo hay que estar atentos.

Valle del río Cañete.

Carretera angosta, puedes correr, pero no debes confiarte.

Sigue la nube flecha para llegar.

A que no parecen manos haciendo gestos. Usen la imaginación.

Árboles que aún muertos resisten la fuerza del río.

¿Te atreverías a cruzar?

Agua fresca.

En el camino recogimos a una señora que caminaba por la carretera. Nos explico a dónde llevaba ese puente colgante en subida y que aparentemente no conduce a ningún sitio. Resulta que arriba en el cerro existe un caserío, hay un trocha que lleva hasta el lugar y se puede ir en cualquier vehículo; pero la entrada a esa trocha está unos kilómetros más adelante y sube el cerro haciendo zigzag. Entonces los pobladores para no tener que dar tanta vuelta cuando van a pie, prefieren subir o bajar por un sendero angosto en el cerro y cruzar ese puente. Kilómetros más allá dejamos a la señora en una solitaria casa en la orilla del río, nos regaló unos mangos para el camino.

Pasamos de largo el desvío que sube a Yauyos pueblo y a medida que subíamos por la carretera el paisaje iba cambiando, los cerros eran más altos y el espacio entre ellos se hacía más estrecho. Después de dos horas viajando ya estábamos muy cerca a nuestro destino.

Hay lugares donde los cerros están muy cerca, pero no es nada en comparación con lo que encontramos después.

Patos silvestres.

Laraos

Ubicado a 3,500 msnm, sobre lo que podríamos llamar una represa natural. Para llegar hasta allá tomamos un desvío asfaltado que sube zigzagueando por la montaña. A medida que avanzábamos fuimos divisando los andenes que cubren el cerro casi en su totalidad. Desde el camino parecen escalones, pero en realidad son inmensos. Elías quedo asombrado. Lo que a mi me dejó perplejo fue encontrar una grupo de loros sobre un árbol, nunca pensé encontrar tantos loros silvestres juntos a esa altura. Lo más gracioso es que cada vez que lograba enfocar la cámara para tomarles una foto ellos volaban a otra rama y así lo hicieron cinco veces, luego volaron lejos y nunca les tomé una foto.

Allá arriba está Laraos, en una especie de dique natural, justo detrás de ese cerro está la laguna.

La montaña está llena de andenes que de lejos parecen gradas, de cerca son enormes.


Este es el río que sale misteriosamente de la laguna de Laraos.

Luego de 9 km llegamos a Laraos. Dejamos el auto en la plaza y fuimos al hospedaje para que Elías haga lo suyo. El lugar es sencillo, pero acogedor. Pequeñas habitaciones todas con la puerta hacia un largo balcón desde donde se ve la plaza y la iglesia. No había nadie a quién preguntar y nos fuimos a ver la laguna.

Sombrero en la plaza.

Torre de la iglesia.
 
Campanario.

Puerta de la iglesia.

Hospedaje.

La primera vez que fui a Laraos la laguna estaba seca y no me llamo mucho la atención; sin embargo en esta ocasión sí tenía agua y estaba realmente espectacular. Esta laguna solo tiene agua durante la época de lluvias, cuando no llueve sirve como cancha de fútbol pues queda completamente vacía. Caminábamos buscando un lugar para tomar una buena foto y encontramos el nuevo hospedaje del pueblo, una moderna construcción que está muy bien ubicada en una especie de mirador justo frente a la laguna. Quien haya diseñado el hospedaje lo hizo muy bien, los cuartos que dan a la laguna tienen grandes ventanales que van del suelo hasta el techo, todos dan hacia un balcón de donde se puede apreciar la pacifica y relajante vista. No estaría mal quedarse un fin de semana allí para olvidarse de todo el caos de la ciudad.

Este es el nuevo hospedaje del pueblo.

Estas son las habitaciones.

Y esta es la privilegiada vista desde las habitaciones.

Después de conocer el hospedaje, fuimos a recorrer el pueblo. Casi todas las calles son de subida y empedradas y con cada vuelta de esquina que dábamos nos encontrábamos con detalles interesantes. La gente que encontramos mientras caminábamos fue muy amable y amistosa.



La mayoría de calles suben.
 
Y son estrechas.

Estas casitas me recordaron a las que usaban los incas.

Estas rosas crecían en un techo.

Bonita decoración.

Y estos cactus crecían sobre un cerco de piedras.

Balerina.

Interesante intersección.

Y para quienes no conocían de dónde viene el sauco (así como yo), aquí se los presento.

Después de caminar por las callecitas tenía una extraña sensación. El pueblo es sencillo, quizá no tenga mucho que ofrecer; pero te llena de una sensación de tranquilidad y orden que dan ganas de quedarse a vivir allí. Debe ser el esmero de la gente y sus autoridades por hacer que su lugar luzca bien. Elías sintió lo mismo, así que no estoy loco.

Ahora que estábamos en la parte alta todas las calles eran de bajada para regresar a la plaza. Mientras bajábamos una señora nos dijo que en el municipio nos podían dar información turística y que nos apuremos porque cerraban al medio día. Llegamos al municipio, Elías entró y yo me quedé en la tienda de a lado comiendo galletas.

La Sra. Laura y la cosecha de truchas

Me quedé conversando con la señora de la tienda, muy simpática ella, su nombre es Laura Lermo (espero haber escrito bien el nombre), si van por allá visítenla, es muy amable. Doña Laura me contaba que la gente se dedicaba a la siembra para consumo propio y que aún se utilizaban los andenes para ello, pocas veces son las que producen bastante como para vender a otros lugares. Conversamos muchas cosas, le conté sobre el blog y se animó a que le tome una foto. Lo que más me sorprendió fue la explicación del ciclo del agua de la laguna.

La tiendita de Doña Laura, justo al lado de la entrada al municipio.

Doña Laura, muy amable me permitió tomarle una foto. Gracias.

De julio a octubre la laguna está completamente seca, por eso la pueden usar como canchita de fútbol aprovechando que es el único lugar amplio y plano del pueblo. De noviembre a marzo, época de lluvias, el agua va inundando la canchita hasta convertirse en laguna; pero ¿cómo es que se seca? aquí viene lo interesante. Existe un canal "secreto" que pasa por debajo del pueblo, no recuerdo si es un canal natural o uno hecho por ellos, pero por ahí sale el agua de la laguna y forma ese río que parece que sale de la nada entre los cerros y que va regando el valle bajo Laraos, de esta forma la laguna se va vaciando hasta quedar completamente seca a finales de junio.

Es una foto de la primera vez que fui a Laraos, así de seca queda la laguna.

Dónde estará el canal secreto.

Foto del viaje anterior. ¿Logran apreciar el inicio del río entre los cerros? tengo que regresar a ver con mi propios ojos dónde inicia ese río.

Y eso no es todo, mientras la laguna va quedando sin agua sucede algo interesante. Ente mayo y junio, meses en que hay menos agua, las truchas se van quedando sin espacio y comienza la teporada para "cosecharlas" porque son tan fáciles de atrapar que hasta lo puedes hacer con la mano.

Doña Laura me dijo que las truchas de Laraos tienen mejor sabor, porque no son de granja, sino que las dejan crecer libres en la laguna, comen lo que encuentran, nada de alimentos procesados y nadan tranquilas a lo largo de la laguna. Y ¿de dónde llegan las truchas? otro misterio pendiente para la próxima vez que valla a Laraos.

Hora de partir

Elías salió más que contento de la municipalidad, le gusto el buen trato y la gran disposición por ayudar de la gente, me preguntaba por qué a pesar de ser tan buen destino es uno de los puntos menos visitados de la reserva. Yo creo que es porque está metido como en un rincón y a veces el desvío pasa desapercibido. En mi caso, a pesar que es la segunda vez que voy a Laraos, me pasé de largo el desvío y me di cuenta de él cuando lo vi en el retrovisor.

En general la gente de Laraos es así, aún recuerdo la primera vez que fuimos. Yesica y Camila se quedaron en el auto y yo fui a dar una vuelta por la plaza y el hospedaje, estabamos sólo de pasada porque nuestros amigos estaban avanzando directo hasta Huancaya.

Me puse a tomar fotos a las flores del hospedaje y salió una señora. De primera impresión creí que se enojaría conmigo por estar tomando fotos sin permiso; pero no. Muy orgullosa de sus flores empezó a hablarme de ellas, luego me enseño el hospedaje y me hablaba bonitas cosas del pueblo, entramos al comedor y me enseño sus maíces de diferentes colores que guardaba como tesoros. Me hablaba como si me conociera de siempre, me sentía tan cómodo que me dio pena no quedarme allí. Laraos tiene gente muy cálida.

Esa tarde, del primer viaje, Laraos nos regaló un bonito paisaje para despedirce. Salió el sol y los andenes secos brillaron cual oro, una imagen para no olvidar.













Prepárate para el viaje

Distancias:
  • Lunahuaná - Laraos: 123 km 
  • Lunahuaná - desvío: 114 km.
  • Desvío - Laraos: 9 km.

Carretera: en buen estado, todo asfaltado, alguno que otro bache; pero eso sí, pasando Zuñiga es angosta, muchas curvas ciegas y rompemuelles.

Grifos: en Lunahuaná y alguna que otra casa ofrece combustible en el camino.
Dónde comer: en Laraos tienen un comedor.
Dónde quedarse: para no hacer un largo viaje la primera noche la pueden pasar en Lunahuaná, allí hay de todo precio, para todos los gustos. En Laraos tienen dos hospedajes.

Mapa:


24 comentarios:

  1. También he ido a Laraos y es cierto desde la carretera pasa desapercibido, por otro lado sus andenes son asombrosos, parecen irse hasta el cielo.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón Axl, Laraos es maravilloso. Para la próxima que vaya pienso caminar por esos andenes y descubrir de dónde sale ese río.

      Eliminar
  2. Gracias por visitar Laraos, y por publicar las hermosas fotos de mi pueblo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hugo. Gracias a ti por leer el blog. Tu pueblo es muy lindo y pienso ir nuevamente para conocer todo lo que me falta: la laguna, los andenes, dicen que hay un cañón y una cascada. Espero poder contactarte cuando vaya para que me cuentes todos los secretos de Laraos.

      Saludos.

      Eliminar
  3. ta bacan ,el repo,,,y las fotos super,,, una consulta ,se puede hacer esa ruta en un dia,,si salgo temprano de lima, y si hay tramsporte d luna huana hacia laraos ,,,a q hora sale,y a q hora regresa ,,,esos datos me ayudarian,,, mucho,,,de luna huana a laraos cuanto tiempo es,,,,,,espero el dato,,,gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Qué pena que no pueda ayudarte mucho, no sé como llegar en otro medio de transporte porque siempre viajo en mi propio auto. Sé que hay tours que salen de Lima, pero son de 2 o más días. Si quieres ir por tu cuenta, de seguro que en Cañete hay carros que te llevan a este lugar, sería cuestión de llegar y preguntar, y si no me equivoco, en Lunahuana también hacen tours a estos lugares, pero deben ser costosos.

      Eliminar
  4. si la haces en un dia
    .TIENES Q SALIR DE DE LIMA LAS 06 am,en la av circunvalacion,,,javier prado,,minibuses ,a 10 soles,,hasta cañeyte,, 2 horas,de ahi toma la e,1 ,hasta imperial,,un sol,5 minutos,,,,de ahi tomate el mini ban q va hatsa cañete 20 soles,3 horas, ,pero te bjas en magdalena,,,,,,y ahi ,,,tomate un carro,,,hasta lapay, en taxi,o mini ban , 35 soles ,media hora ,,y en motocar un hora, y de ahi tomate moto hasta laraos, 15 soles,20 miutos en moto o en caro 10,,,,,, ,,,,el problema es q magdalen ,,para lapay ,,no hay muchos carros,,yo tube suerte me llevo una mini ban,,,,,,,,te dejo mi fono,,,975644638,,,me dices q eres del inter,,,pa guiarte bien,,,el hospedaje esta 20 a 25 soles,,hermoso pueblocomo publico en las fotos

    ResponderEliminar
  5. Es decir que si puedo hacer el recorrido un fin de semana que no sea largo?.. osea de un día para otro en mi auto (sabado y domingo)?.. porque el lunes trabajo... Es verdad que el sentido de la carretera cambia por el horario, para ir hasta las 2 y para regresar desde las 4 ?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola.

      Depende de dónde estés. Por ejemplo, de Lima a Laraos son algo de 300 km, la mitad del camino en subida y con curvas. Con eso ya puedes calcular cuánto te demorarías y creo que sólo sábado y domingo quedaría corto para disfrutar el lugar. A menos que estés en algún lugar más cercano y el viaje te salga en menos tiempo. Y lo del cambio de sentido es en la panamericana sur, saliendo de Lima y solo por el verano.

      Saludos.

      Eliminar
  6. Hola Jorge, excelente Blog. Con todo lo que colocaste me ha dado ganas de ir y hacer la ruta; sin embargo, me queda la duda si puedo ir en mi auto o se necesita camioneta debido al camino? además, cuánto de combustible utilizaste?. Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Gracias. Claro que puedes ir en auto, hasta Laraos la pista es asfaltada. Y yo gasté aproximadamente 5 galones desde Lima, pero el motor de mo auto es pequeño. Son como 250 km desde Lunahauna a Laraos, mejor saca la cuenta según lo q consume tu carro.

      Saludos.

      Eliminar
  7. me gusta toda la información pero el hotel de los 3b de buenos bonitos y barato no digiste y en lunahuana dejaste tu carro al costado del hotel ? bueno saludos de todas maneras voy a ir

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marco. La verdad no se como se llama el hospedaje, está en toda la carretera, un par de calles antes de llegar a la calle que lleva a la plaza. Si vas con dirección al este, está para el lado derecho. Todas las casas están pegadas a la carretera, pero este hospedaje está como metido, bastantes espacio como para estacionarse, por eso dejé el carro allí estacionado. No se si Lunahuaná sea peligroso como para dejar un carro estacionado en la calle, pero a veces soy algo despreocupado.

      Saludos.

      Eliminar
  8. Jorge que tal buenos dias muy interesante tu blog y gracias por compartir tus experiencias de viajar en auto... a fin de este mes tengo planeado viajar en mi pequeño auto hacia huancaya(abril 2016), no se si tendras algun tip o consideracion a tener en el viaje...

    de antemano gracias por todo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Guido, gracias a ti o leer el blog. Lo que te puedo recomendar es que tengas el auto a punto antes de partir. Lleva ropa de abrigo, por las noches hace mucho frío. Y no olvides visitar Laraos que está antes de Huancaya y Vilca qie está pasando Huancaya. Por lo demás no creo que tengas problemas, abril es buena época, todo está verde y ya no llueve.
      Disfruta tu viaje, saludos

      Eliminar
  9. Hola. Soy de Buenos Aires y el mes que viene andare por Lima visitando a mis tios. Me encantaria conocer la reserva de yauyos pero solo tengo un fin de semana y voy con mi hija por lo que no me puedo hospedar en cualquier lado. Haciendo base en Lunahuana se puede ir en el dia a Laraos? lo vi en internet en un programa reccoriendo el Peru y se ve muy pintoresco. Hay otros pueblos cercanos tambien? Desde te agradezco tu informacion. Gracias, Ruben. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Rubén, gracias por escribir. Laraos pertenece a la reserva Paisajista de Yauyos y hay pueblos cercanos para conocer: Vitis, Tomas, Miraflores, Huancaya y Vilca; Cada pueblo tiene su atractivo como miradores, impresionantes cañones, lagunas, adenerías y los dos últimos destacan por sus hermosas cascadas y puentes coloniales. Todos estos pueblos están muy cerca uno de otro y se puede llegar a conocer todo en un fin de semana; sin embargo, a pesar de ser lugares turísticos solo cuentan con infraestructura básica como hospedajes municipales, pequeños restaurantes o comedores, incluso, de ser necesario si es que hay muchos visitantes, los lugareños alquilan pequeños cuartos en sus casas. Quizá no posean las mejores comodidades, pero tampoco son una calamidad, yo estuve por allá cuando mi hija tenía 1 año y fue una grata experiencia.

      Por otro lado, en Lunahuaná sí encontrarás buenos hoteles con todas las comodidades que puedas requerir; pero este pueblo está a unas 4 o 5 horas de la reserva, por lo que si haces base en Lunahuaná no podrás conocer todos los lugares de interés o igual tendrías que pasar al menos una noche en alguno de los pueblos de la reserva.

      Ahora, yo te recomendaría lo siguiente, si vas a tener movilidad propia podrías ir directo a Laraos, allí tienen un nuevo hotel, muy acogedor y podrías hacer base en ese lugar y a partir de allí conocer todos los otros pueblos. Si vas en bus, lo mejor sería que te quedes en Lunahuaná y allí buscar un tour (hay varios) que te pueda llevar a conocer la reserva, es una buena opción, quizá no llegues a conocer todo, pero si te llevarán a conocer lo mejor.

      Espero que esto te sea útil y que disfrutes tu estadía por estas tierras. Si tienes más dudas me avisas.


      Eliminar
  10. Hola, estoy pensando en ir a Laraos este fin de semana, la carretera estará en buen estado?, tengo un automóvil suzuki automático, no ha tenido ningún problema mecánico, crees que sea buena fecha? o me estaría arriesgando mucho, no me gustaría tener problemas con huaycos o trochas.
    por cierto excelente blog, la descripción de tu viaje de hecho ayuda un montón, solo que siempre quedan ciertas dudas, un abrazo espero puedas seguir compartiendo tus rutas, a las personas que no tenemos una 4x4 nos causa bastante entusiasmo saber que no las necesitamos para llegar a conocer estos espectaculares lugares.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu mensaje, que bueno que mis historias de viaje te animen a salir también.

      Respecto a la carretera no creo que tengas problemas, toda hasta Laraos está pavimentada. Aunque ya debería estar lloviendo, dicen que hay sequía, así que el clima está impredecible, de cualquier forma, un poco de lluvia no será problema.

      Te cuento que hace poco fui a la sierra en un citroen C4 1.6 automático y no sé si fue por culpa de la altura o la caja automática; pero la verdad extrañé mi suzuki Alto 1.1; espero que tu carro se comporte a la altura de las circunstancias.

      Por lo demás espero que tengas un buen viaje y disfrutes mucho los paisajes.

      Saludos.

      Eliminar
  11. Hola! Excelente reseña y muy útil. Como se llama el nuevo hospedaje del pueblo que señalas que tiene vista a la laguna? Porque quisiera hacer reserva.
    Sabes en que épocas esta lloviendo para ir y encontrar la laguna con agua? Y cuánto tiempo es desde Lima hasta allá?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Lisset. Gracias por tus palabras. No sé el nombre del hospedaje, pero no es problema, sólo son dos y ambos son municipales. Por ahora no tengo número o forma de como hacer alguna reserva; pero tampoco creo que sea necesario, siempre hay espacio para quedarse en Laraos.

      La época de lluvias es de diciembre a marzo. Allí la laguna se llena de agua. Y el mejor tiempo para ir es de abril a junio, pues ya no llueve y aún hay agua. Si te gusta la pesca puedes ir a finales de mayo y junio, hay menos agua en la laguna y las trucha están allí como para sacarlas con las manos.

      El tiempo de viaje hasta Laraos es aproximadamente 5 horas a una velocidad tranquila, como quien disfruta el paisaje.

      Si necesitas más información puedes escribirme al facebook del blog.

      Eliminar
  12. Excelenteeeeee.
    Gracias por compartir tus fotos, tus experiencias, tus emociones. Eso es tambien el encanto del Perú, el peruano que ama su tierra.
    Voy a viajar este Jueves por la noche a Nor-Yauyos. Voy con mi carrito y mi familia.
    Me gustaria hacer la ruta así, si mal no entiendo ya que estuve leyendo tus entradas sobre el mismo tema, Laraos - Miraflores - Huancaya - Vilca. Me voy a quedar hasta el lunes por la mañana. Martes otra vez en la cacofonía de la ciudad.
    Que te parece mi ruta?, por donde empezarías?. Por cierto puedes compartir los mapas de tus rutas?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por tu comentario. Vas a tener un bonito fin de semana. La ruta que vas a tomar está muy bien y en realidad la es la única pues todos los lugares que hay que conocer aparecen en ese orden en la carretera, los únicos pueblos a los que hay que desviarse un poco son Laraos y Miraflores, 9 y 4 kms respectivamente. Lo que sí te puedo recomendar es que si sales de noche sería mejor descansar en Cañete o Lunahuana antes de seguir hacia Yauyos.

      El mapa de la ruta está en esta misma página, si deseas puedes hacer zoom para ver al detalle la disposición de los pueblos y la carretera y como te decía, todos los lugares para conocer están en la misma carretera.

      Disfruta tu viaje.

      Eliminar
    2. Gracias, ahí vaamossssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

      Eliminar