12 de septiembre de 2015

San José de los Chorrillos


Ese domingo nos despertamos con el antojo de salir al campo y bañarnos en el río. Cuando se lo contamos a Camila saltó de alegría y fue corriendo a empacar su ropa y sus juguetes para el paseo. No sabíamos exactamente a dónde iríamos, si habría donde comer y sobre todo que sea barato porque no siempre el presupuesto da para comer en cualquier sitio, sobre todo cuando es una salida inesperada como esta. Así que un poco de arroz, unas latas de atún, papitas sancochadas y mayonesa salvarían el día y, por supuesto, nunca debe faltar limonada.

Mientras se sancochaban las papas decidimos ir por Cieneguilla. El río Lurín es el menos contaminado aquí en Lima y eso lo convertía en la mejor opción para este paseo. Y como ya es costumbre cada vez que salimos, terminamos llegando a lugares que ni pensamos.

Buscando el río

Al llegar a Cieneguilla no encontramos un lugar ideal para quedarnos así que seguimos adelante buscando dónde parar. Y buscando, buscando, sin darnos cuenta llegamos hasta Antioquía. Recordé que pasando el pueblo, justo antes de cruzar el puente que lleva a Cochahuayco y Chorrillos hay una pampita de grama junto al río. La entrada a este lugar está a la derecha del camino, algo escondida, hay que prestar atención para no pasar de largo.

Llegamos a la pampita luego de atravesar los carrizales. El lugar era ideal; pero al parecer es un sitio muy concurrido, nada malo con eso, excepto por la basura que deja la gente. Qué pena, tan bonito y no pudimos quedarnos.

Salimos de allí y seguimos la carretera que va junto al río, como quien va a Huarochirí y a medida que avanzábamos, el camino se iba elevando y distanciando del río. No muy lejos llegamos a un desvío donde pudimos tomar un camino (el de la izquierda) que bajaba, esto nos llevaría nuevamente cerca al río. Y así fue que llegamos a un pueblito que, según San Google, se llama Cruz de Laya (habrá que confirmar).

En el pueblo encontramos a una familia conversando en la puerta de su casa, bonita forma de pasar la tarde, y les preguntamos dónde podíamos encontrar un lugar bonito para bañarnos en el río. Con mucha amabilidad una señora se ofreció a llevarnos. Y así fue, subió al carro y nos guío hasta cierto punto, luego nos indicó a dónde debíamos ir. Seguimos las indicaciones y allí cerquita llegamos a otro pueblito, cruzamos un puente y justo al final del puente encontramos un lugar bonito y tranquilo para pasar la tarde.

Rumbo a Chorrillos

Luego de comer, bañarnos y lidiar con los mosquitos deshicimos el camino andado hasta llegar al desvío por el que bajamos al río. Todavía teníamos tiempo de ir a otro lugar y según el GPS Chorrillos era el más cercano, así que fuimos.

A partir de allí la carretera empieza a subir y se torna sinuosa. Yesy estaba a pocos días de pasar el examen de conducir y le dije para que ella nos llevara, de paso que practicaba para el examen. Fue una experiencia atemorizante porque no imagine que hubieran tantos abismos; pero tenía que mantenerme tranquilo para infundir confianza en Yesy, que por cierto, casi nos saca del camino en dos ocasiones.

Subiendo a Chorrillos.

Yesy en acción.



Si la memoria no me falla, eran algo de 15 kilómetros hasta Chorrillos, poca distancia, pero a velocidad "Yesy" creo que lo hicimos en hora y media. Llegamos al pueblo al momento en que el sol se escondía tras las montañas y fue mejor así porque la luz del atardecer le dio un toque mágico al pueblo.

Chorrillos estaba casi vacío, unos borrachitos en una tiendita y unos niños jugando en la plaza fue todo lo que encontramos. Todos nos miraron extrañados. No se si porque no suele ir mucha gente por ahí o porque era una chica quien manejaba semejante vehículo (fuimos en la camioneta).

Como ya quedaba poca luz de día, recorrimos rápidamente todos los rincones del pueblo que felizmente no es muy grande. Paseamos por la plaza y la iglesia, subimos al campanario y terminamos la tarde en el mirador contemplando los últimos rayos del sol.

Iglesia de Chorrillos

Siempre juntas...

Campanario de la iglesia

Últimos rayos de sol sobre las montañas.

Contemplando el camino que condujo.

A veces también tengo que salir en las fotos.

Atardecer serrano.

Y así fue como terminamos el día. Supuestamente sería un simple día de campo en el río y terminamos llegando hasta San José de los Chorrillos para contemplar los colores de ese mágico atardecer. A veces pienso que los mejores viajes son los que no se planean porque el lugar a donde llegas siempre será toda una sorpresa.

Para regresar ya teníamos la noche encima y Yesy se antojo del dulce de calabaza que venden en Antioquía. Nada como terminar un día así, con un postre.

Uno de los mejores atardeceres que he contemplado.




Prepárate para el viaje

Distancia: 80 km aproximadamente.
Altura: 2,700 msnm aproximadamente.
Carretera: hasta Antioquía está asfaltada, a partir de allí es una carretera afirmada que no da problemas.
Grifos: no vi ninguno en la ruta, es mejor ir con el tanque lleno.
Dónde comer: hasta Antioquía es fácil encontrar restaurantes, a partir de allí no vi ninguno, mejor vayan preparados.
Dónde quedarse: En Chorrillos existe un alojamiento fuera de lo común, se llama Pariacaca Camp.

Mapael mapa va desde Antioquía, si quieres saber como llegar hasta allí, puedes hacer clic aquí. El punto B es Cruz de Laya, el siguiente punto sin línea es donde pasamos la tarde en el río. El punto C es Chorrillos.



4 comentarios:

  1. Gracias por el blog y esta entrada, estoy pensando hacer viajes cortos y luego ir más lejos, tu blog me ayuda mucho, tengo un auto no camioneta, por eso siempre verifico las rutas en lugares como este blog, espero puedas recomendarme algunos lugares, tengo un Volkswagen CC, que parece más para ciudad, espero tus comentarios gracias!
    Ronald Lozano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ronald. Gracias por tu comentario. Qué bueno que lo que escribo te ayude y te motive a viajar, ese es el objetivo.

      Primero déjame decirte que si tu auto está en buenas condiciones puedes llegar a cualquier lugar y segundo que en cualquier vehículo el limite depende de cada uno y de qué tanto queremos cuidar el carrito; si un camino se pone difícil o avanzas lento y con mucho cuidado, o das media vuelta.

      Qué ruta recomendarte es una pregunta difícil porque en mi caso; por ejemplo, mientras no sea arena meto mi carrito por cualquier camino, jeje. La mayoría de rutas que he recorrido han tenido sus partes complicadas, pero nada que con cuidado no se pueda atravesar. Algo que también aprendí cada vez que quiero aventurarme a algún lugar que no conozco es hacer tres preguntas a los lugareños: ¿qué tal está el camino? ¿a cuanta distancia está el lugar? (esto lo puedes calcular también en el GPS o en Google Maps)¿Cuanto tiempo se demora en llegar? y con eso te puedes hacer una idea de qué tan malo está el camino porque si; por ejemplo, es un camino de 20km y lo suelen hacer en 4 horas, pues mejor ni meterse a ese lugar.

      Espero ayudarte con esto y que disfrutes tus viajes.

      Eliminar
  2. Gracias José, yo trabajo 14 dias y descanso 14, es por eso que tengo tiempo para darme unos viajes, gracias por tu respuesta acertada, tienes razón ire hasta donde crea conveniente y sino media vuelta, una vez vaya te compartiré mi Aventura. Saludos y continúa con tu buen blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que chevere tu trabajo, me gustaría uno así también. Espero que te vaya bien y nos cuentes tu travesía.

      Eliminar