4 de septiembre de 2013

Las Lomas de Lúcumo: Un oasis invernal


Hace un par de semanas fui a las Lomas de Lúcumo para poder conocer la flor de amancaes de la que tanto he oído hablar y de la que también dicen está casi extinta en nuestra capital. 

La primera vez que escuché sobre esta flor fue en el convento de los Descalzos en el Rimac. El guía me explicó que al inicio de la colonia el Rimac era un vallecito donde los limeños pasaban el fin de semana y que todos los inviernos florecía el amancaes en una pampa elevada rodeada de cerros (hoy urbanización el Bosque). En aquel tiempo debe haber sido un lugar muy bonito porque aquellos limeños eligieron esta zona para construir sus casas de campo, lamentablemente el crecimiento demográfico hizo del Rimac el distrito tugurizado que hoy conocemos y de los amancaes lo único que queda son una avenida y una plaza con ese nombre.

La Plaza de Amancaes se encuentra en aquella pampa, ahí está una pequeña iglesia que se construyó en honor a San Juan Bautista y cada 24 de junio se celebraba la fiesta en honor a este santo, pero se la conocía como la Fiesta de Amancaes porque la fecha coincidía con el florecimiento de esta planta. Era una gran fiesta y muy importante, dejó de celebrarse en los años 50 y para no desviarme más del tema y si desean saber más sobre esta fiesta pueden leer aquí y aquí.

Volviendo al tema, tenía curiosidad por conocer esta flor tan importante que hasta una fiesta con su nombre tenía. Así que me puse a investigar y me topé con las Lomas de Lúcumo, este era uno de los pocos lugares donde aún florecían los amancaes y según lo que leí la mejor época para visitar este lugar era entre mayo y noviembre. Me alegré porque aún estaba a tiempo (eran los primeros días de noviembre); pero cuando llegué a las lomas no encontré ninguna de estas flores, todo estaba casi seco.

Una primavera en invierno

Lima es gris, triste y fría en invierno. La niebla y llovizna de esta época hacen muy difícil la vida de las personas que viven en los cerros. Sin embargo, es justo esta humedad la que llena de vida estos cerros, al menos si es que aún no han sido invadidos. Estos cerros de arena, tierra y rocas que rodean nuestra ciudad y que en verano se ven grises y marrones en invierno son un auténtico festival de colores donde las flores matizan ese gran lienzo verde que los cubren. Es como si estos lugares vivieran su propia primavera, muy a parte de nuestro frío invierno; pero insisto, sólo si aún no han sido invadidos. Quizá por eso alguna vez llamaron a Lima la ciudad jardín, no lo sé, no soy de aquí. De lo que sí estoy seguro es que nuestros inviernos no serían tan grises si hubiésemos respetado estos ecosistemas.

Los colores están allí para disfrutarlos.

Una población que aprendió a respetar su ecosistema fue la de Quebrada Verde, la puerta de ingreso a la Lomas de Lúcumo. Antes los pobladores de este lugar utilizaban este espacio para criar ganado que  se comía todo lo verde que encontraba y los árboles y arbustos los cortaban para obtener leña y madera, algunos dicen que el nombre del lugar es porque antes habían árboles de lúcuma, hoy ya no se pueden ver ni uno. Un día se dieron cuenta de que el regalo que recibían en invierno podía ser explotado de una manera sostenible y dejaron de depredar las lomas para crear en ellas un circuito de ecoturismo y poder sustentarse con esto. Ahora los pobladores de otras zonas de Lima (SJL y VMT), donde también ejerce su poder esta primavera invernal, están replicando lo que se hizo en Quebrada Verde y han empezado a cuidar su entorno ofreciendo también nuevos circuitos donde podemos encontrarnos con la naturaleza que antes dominaba esta ciudad.

Biodiversidad de las lomas

La primera vez que fui a estas lomas fue los primeros días de noviembre en el 2011 y teniendo en cuenta que en los meses de verano estos cerros son áridos y sin vegetación, aún pude encontrar algunas plantas y flores que se resistían a morir.

Lomas de Lúcumo en verano y en invierno.

Pero las plantas no son la única forma de vida que albergan estas lomas, también hay animales silvestres. Así como lo lee, animales que quizá no pensaba encontrar tan cerca de Lima y que nos demuestran lo perjudicial que es el crecimiento egoísta y nada planificado de una ciudad. Agregando a esto, dicen que antiguamente en Lima era fácil encontrar muchos animales como: venados, zorros, lechuzas, águilas, camarones en los ríos, variedad de aves y hasta pumas, ahora los únicos animales silvestres que tenemos en Lima son las ratas de la Av. Grau y uno que otro gallinazo que vuela sobre algún basural. Entre los animales que podemos encontrar en las Lomas de Lúcumo tenemos: zorros, vizcachas, lagartijas, lechuzas, cernícalos, águilas, colibríes y muchas otras aves. Parece no ha cambiado mucho la variedad de animales que Lima tenía, simplemente se han relegado a otras áreas y se ha reducido su cantidad. Quizá el secreto consista en no seguir invadiendo sus territorios. También es posible ver muchos caracoles e insectos, felizmente estos se han adaptado mejor a la vida urbana y aún podemos verlos en la ciudad, sólo es necesario prestar atención en los parques y jardines.

Una vuelta por las lomas

Sabiendo que los amancaes florecen entre junio y agosto le dije a mi amigo Miguel, a quien también le gusta tomar fotos, para ir a recorrer las lomas. Cuando llegamos hacía frio y había mucha niebla. Empezamos a subir hacia las lomas que más bien son cerros, en la entrada hay establos de vacas y un poco más allá, a los costados del camino, vimos unos sembríos con plantas que no conocíamos, de lejos parecían hojas de maíz, pero los tallos eran muy bajos para ser maíz. No nos acercamos porque estaban cercados y tenían de esas mangueras que se usan para riego por goteo, nos pareció extraño, pero no le dimos importancia, además durante todo el camino nos encontramos con esta planta que crecía de forma silvestre. Poco a poco fuimos subiendo y a medida que caminábamos se nos pasó el frío y tuvimos que sacarnos las casacas, felizmente había llevado la mochila.

Luego del primer trecho de subida llegamos a una parte plana donde hay un monumento a los caracoles, era la zona caracol, ahí hay muchos de estos animalitos y un poco más arriba están las ruinas de un pequeño tambo que habrían utilizado los pastores de antaño. Ahí estaba una guía con un grupo de escolares, cuando terminó su explicación me acerqué para preguntarle por los amancaes:

─Señorita ¿y por dónde están los amancaes?
─Ya se terminó la temporada, sólo hay flores hasta mediados de agosto.
─Ah... pero hoy terminó la segunda semana de agosto... aún estamos a mediados ¿no?
─¿...?

Al final nos explicó que los amancaes florecen entre mediados de junio y mediados de agosto, pero sus flores duran muy poco porque sirven de alimento para las vizcachas.

─Entonces podremos ver vizcachas ─pregunté.
─Sí, sólo deben prestar atención en la zona de los farallones y quizá aún encuentren alguna flor de amancaes.

Continuamos nuestro camino.

Muchos, creo que casi todos, van a las Lomas de Lúcumo y recorren el circuito sin apreciar lo que hay a su alrededor. Ese día nosotros subíamos lentamente fijándonos en cada detalle, muchos visitantes que venían detrás nuestro nos adelantaron, caminaban tan rápido como si estuvieran en una competencia. No saben lo que se pueden dejar de ver por ir apurados o distraídos. Las fotos son de la primera vez que fui, pero es una muestra de lo que se pueden perder si no prestan atención a los detalles, sobre todo porque estos animalitos se mimetizan muy bien con su entorno.







A medio camino de llegar a la parte más alta hay otro lugar plano que sirve como mirador. Ese día había mucha niebla así que no era posible ver tan lejos como queríamos lo que nos permitió concentrarnos en el canto de las aves, a pesar de que se mezclaban se podía oír nítidamente el canto de cada una. No era posible verlas, pero hubiera sido fantástico conocer qué ave producía tal sonido. Otra cosa que no me había dado cuenta antes, es que la ubicación de este mirador es impresionante no sólo por la vista, sino también porque si uno presta atención puede oír sin dificultad lo que hablan las personas en la parte baja y a lo lejos. Ahora algunas fotos desde el mirador.

Con cuidado que el camino resbala.

En un día despejado se puede ver hasta el mar.
 
Por ahí escondidas entre la niebla están las aves cantoras.

Subiendo un poco más por el camino es posible ver una formación rocosa a la que le llaman la Cara del Inca. También hay una roca enorme con una especie de cueva tallada que quizá haya servido como refugio a los antiguos moradores de la zona, quizá de alguna cultura pre-inca, dentro de esta cueva hay algunas "pinturas rupestres" de alguna cultura algo más contemporánea: la cultura de los pirañitas.

La Cara del Inca visto desde abajo.

La Cara del Inca.

En detalle por si no lo distinguieron.

A esta roca con una cueva le llaman la Piedra Cóncava

Dentro de la cueva de la Piedra Cóncava, con las "pinturas rupestres" de algunos vándalos.

Ya estábamos por llegar a la cima y habíamos visto muchos tipos de flores, pero la flor de amancaes no aparecía por ningún lado. Cuando llegamos a la cima nos encontramos con muchos de los que nos habían adelantado, todos descansando, nosotros también paramos un rato. Cuando empezamos el descenso nos encontramos un campo de flores con muchas abejas, avispas y abejorros, parada obligada para tomar fotos. Estuvimos allí hasta que nos dio frío. Continuamos el camino y cuando llegamos a la zona de los farallones encontramos un águila planeando a la altura de nuestros ojos, parecía como si flotara inmóvil entre la niebla, fue espectacular; pero cuando tratamos de enfocarla para la foto de rigor ésta voló más allá, luego regreso, pero a mayor altura. Ni modo, sólo pude sacarle una foto algo oscura.






Esta pequeñita fue de la visita anterior. Una de las que se resistían a morir de sed.





La niebla le da un efecto como si estuviéramos de subida, pero no, estábamos de bajada.

La única foto que le pude tomar al águila.

Pasamos la zona de los farallones y ni una sola flor de amancaes. La idea del paseo era justamente conocer esta flor que tanta curiosidad me despertaba, y cuando ya estábamos resignándonos a esperar otro año para regresar y poder conocer esta flor las lomas premiaron nuestra visita con esto:





Entonces no era leyenda, sí hay vizcachas en Lima, y muy cerca, a sólo media hora. Nos quedamos como 20 minutos contemplándola, mucha gente pasó y ni cuenta se daban que tenían una vizcacha frente a sus ojos, teníamos que hacer señas para que no hagan ruido y no la espanten, recién allí notaban que tenían un animal frente a sus ojos y se quedaban maravillados. Y la flor, pues qué decir, me di cuenta de su presencia por el aroma, como unos 5 metros antes percibí un olor agradable, delicioso y miré hacia la dirección de donde venía y he allí, la última de la temporada, algo marchita, pero al fin había conocido esta flor de la que tanto había oído. La verdad era más grande de lo que mi imaginaba y si a esta que estaba solitaria la logré distinguir por el aroma, se imaginan lo delicioso que debe oler este lugar cuando todos los amancaes florecen... Luego al analizar la planta nos dimos cuenta de que todas esas plantas con hojas que parecían de maíz que nos habían acompañado durante todo el trayecto era la famosa planta de amancaes.



Puedes ver más fotos en el álbum de Facebook.



Lo que hay que saber para visitar las Lomas de Lúcumo

  • La temporada en que todo está verde es entre mayo y octubre.
  • La temporada para ver la flor de amancaes es entre mediados de junio y mediados de agosto.
  • La entrada está S/. 8.00 adultos y S/. 4.50 niños.
  • Hay guías, no es obligatorio contratarlos, pero si se es recomendable si van por primera vez para que les explique lo que van encontrando. Además con eso apoyan a los pobladores a sostener el proyecto. El costo del guía es ente S/. 25 y 35.
  • Si no contratan un guía no deben tener temor de que se pierdan, el camino está bien definido y existe señalización. Además a la entrada les entregan un díptico con la una pequeña explicación y un mapa.
  • Si van en invierno (época verde) van a tener frío al empezar la caminata, al estar en la parte alta y al descender. No vayan muy abrigados y lleven mochila para meter allí las casacas cuando les dé calor. Lleven buenos zapatos para trekking porque con la humedad el camino es muy resbaloso y lleven algo de agua.
  • Si van en verano (época seca, pero no menos interesante) van a sentir mucho, mucho calor. Lleven bloquedor, sombrero o gorro y mucha, mucha agua.
  • Existen 2 rutas, la corta que dura entre 2 y 3 horas de caminata, y la larga que dura entre 4 y 5 horas.
  • Es posible acampar, aunque para ser francos no sé en qué zona sea posible, no hay muchos lugares planos.
  • En la zona de farallones es posible hacer rapel y escalar en roca.
  • Lleven algo ligero para comer porque les dará hambre; pero no tiren la basura en el camino, guárdenla para que la boten el los tachos de basura a la entrada de las lomas.
  • Hay restaurantes y tiendas en Quebrada Verde.
Cuando estén allí olvidarán que están tan cerca de la caótica Lima. 

Cómo llegar

Hay un ruta en mal estado que une Pachacamac con Manchay y Cieneguilla y rodea toda la zona de las Lomas de Lúcumo, al inicio de este camino, cruzando un puente está Quebrada Verde. Aquí les dejo el mapa y si le hacen zoom en la zona de las lomas podrán ver una aproximación del circuito que las cruza .


Por: Jorge David Cachay Salcedo

25 comentarios:

  1. Ni idea que existía algo así muy cerca a la ciudad, muy buen artículo, me encantan las fotos.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por los de las fotos, me alegra que te guste el lugar. Es muy bueno en verdad, aprovecha en visitarlo antes que llegue el verano y se seque toda la vegetación.

      Eliminar
  2. Lastima que no pueda ir en una época con tanta humedad, la tendencia al asma me lo impide; de todos modos gracias por el relato, las fotos están espectaculares. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Axl. Quizá no puedas ir cuando hay mucha humedad, pero a partir de octubre el clima mejora y aún se puede ver algo de vegetación. Además los animales están allí todo el año y es una grata experiencia ver animales silvestres tan cerca de la caótica Lima. Saludos.

      Eliminar
  3. Por ahora esta seco pero vale la pena la caminata. Un consejo si van en auto entren los el puente a la altura de Conchan como lo indican en esta pagina. Nosotros seguimos el google maps y nos llevo a otro lugar en Lurin, tuvimos que dar la vuelta y regresar. El Waze no lo reconocia.

    ResponderEliminar
  4. Qué belleza de lugar. La verdad que me gustaría coger mi coche y conducir durante horas viendo ese paisaje. Lástima tenerlo en el desguace ahora mismo y no poder permitírmelo ;)

    ResponderEliminar
  5. buenisimas fotos, excelente dato!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. Aprovecha en ir en esta época en que florecen los amancaes.

      Eliminar
  6. si justo estoy pensando ir en la primera semana de agosto.. y el rapel y parapente tambien hay en estas fechas? sabes el costo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carolay. Qué bueno que te animes en ir, aprovecha antes que las vizcachas se terminen de comer las flores de amancaes. No estoy seguro que haya parapente, si lo hay debe ser caro; pero el rapel a veces es gratis y si cobran, no creo que pase de 20 soles; todo depende de quiénes estén practicándolo en ese momento.

      Espero que disfrutes de las lomas.

      Eliminar
  7. Hola, una consulta, en Quebrada Verde hay estacionamiento para dejar el carro propio? es seguro? Para luego de ahi comenzar la caminata, o recomiendas ir en transporte público? Gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Claro que sí hay estacionamiento, puedes dejarlo allí con toda tranquilidad porque hay quien cuide, además, a diferencia de las ciudades, en los pueblos no hay peligro de que nos roben.

      Saludos.

      Eliminar
  8. hola, quisiera ir pero, como llego desde la avebida nueva Toledo hasta las lomas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, disculpa pero no sé dónde está esa avenida. Lo que sí te digo es que desde cualquier lugar lo que debes hacer es llegar al pueblo de Pachacamac (hay buses que llegan hasta allá) y de allí puedes tomar una mototaxi que te lleve a las lomas que están cerca, también podrías llegar caminando.

      Eliminar
  9. Hola amigo quisiera saber si puede uno ir con su mascota tengo un perro abras visto si se puede

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Rafa, claro que puedes ir con tu mascota, la última vez que fui una familia llevó a la suya. Eso sí sujetala bien y lleva una bolsa para no dejar regalitos en el camino.

      Saludos.

      Eliminar
  10. Hola una pregunta hasta que hora recomiendan iniciar la caminata podria ser plan de 5 o 6pm o es muy tarde ya ..y a esa hora habra rapel ...gracias ...marylin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marylin, no creo que te dejen pasar a partir de esa hora para realizar la caminata. La caminata por la ruta corta dura entre 2 y 3 horas, si inicias tarde sería peligroso. La mejor hora para ir es en la mañana pues a esa hora sí están los que practican rapel.

      Saludos

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Cuando termina la temporada? Quisiera ver lo verde y bonito que es el lugar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola José. La época verde en las lomas es mientras dure el invierno. Por estos días ya no creo que esté tan verde más bien ya está empezando a sacarse. De todas formas puedes ir y conocer el lugar pues los animales que habitan allí están todo el año. Y si quieres conocer las lomas en todo su esplendor la mejor época es entre junio y agosto.

      Eliminar
  13. Hola Jorge, como es para el ingreso, se paga ahi mismo? tengo que hacer alguna reservacion? como dice en esta pagina : http://www.lomasdelucumo.org/tarifas/tarifas-de-ingreso .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Doel. Justo estaba pensando ir este feriado a las lomas y me sorprendes con lo de tener que hacer reservación. La última vez que fui el ingreso era de 5 soles, pagabas allí mismo y no necesitabas reservación. Ahora veo en esa página que la tarifa subió a 8 soles + IGV y hay que reservar. Bueno, si es para ofrecer un mejor servicio todo está bien. En todo caso para asegurarse habrá que llamar a los números que indican en su web: 997944148 - 971305078.

      Saludos.

      Eliminar
  14. Hola.. dos preguntas:
    recomiendan acampar? quisiera ir por estos feriados..
    Hay donde dejar el carro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Christian, en la entrada a las lomas hay lugar donde dejar el carro, es en la plaza del lugar; pero si no te parece seguro los guardaparque te pueden indicar alguna cochera para dejarlo.

      Para llegar a la zona de campamento hay que subir a pie un buen trecho, te recomiendo llevar solo lo necesario y no olvides un buen abrigo que las noches deben ser frías. Por lo demás 100% recomendado. Y recuerda no dejar nada de basura en el lugar.

      Qué tengas un buen fin de semana.

      Eliminar